Causas de por qué el disco duro de tu ordenador se ha dañado

causas disco duro dañado

Nuestro disco duro es uno de los dispositivos más importantes del ordenador, pues es allí donde se guardan todas nuestras fotos, videos y canciones que más nos gustan, aun con esto, puede que haya ocasiones en las que no lo tratemos de la mejor manera, o desconocemos algunos errores que cometemos con él, lo que los lleva a dañarse. ¿Cuáles son esas causas? Averiguadas en este apartado.

 

Causas de daños en el disco duro

1 – Virus y Malware

Sin duda esta es una de las causas más comunes y no solo con el disco duro, sino con todo nuestro ordenador. Pero, ¿Por qué este es el principal problema para el disco duro?

  • Pues porque cuando permitirnos o no notamos que llega un virus a nuestro ordenador, lo primero que ataca el mismo es a donde se aloja, que es nuestro disco duro.
  • Es por esto que comienza a atacar la raíz de nuestros archivos, dañando por extensión las particiones, lo que convierte al dispositivo en algo casi obsoleto, pues no será posible escribir nada sobre él ni leer.
  • Claro, todos estos virus pueden atacar de manera diferente nuestro dispositivo, algunos son más discretos al ser ejecutados por una aplicación que va borrando nuestros archivos uno a uno, pero otros son más agresivos, inutilizando de una vez todo el producto.
  • Incluso los mismos virus en ocasiones se hacen pasar por ventanas emergentes de “ayuda de Windows” pero realmente buscan eliminar datos de nuestros archivos. Las reparaciones en estos casos son complicadas si no se tratan a tiempo.

 

2 – Corrupción de datos o particiones dañadas

Este error también es muy común y puede notarse de manera discreta, mediante la eliminación o falta de poder en cuanto a escribir o leer ciertos archivos ya dañados o, de una manera más agresiva, cuando inutiliza de una vez todo el disco duro.

Esto puede ser en alguna de las particiones de la raíz del mismo, si fue en una partición, tienes la posibilidad de reparar el mismo con alguna aplicación como la de PhotoRec, y así reparar la tabla de particiones, pero esto tomará bastante tiempo pues requerirá la reparación por cada bit.

Si por alguna razón llegas a pasar por la trágica situación de que el problema surja en la raíz, entonces no habrá mucho que hacer, sino comprarte un nuevo disco duro. Recuerda que puedes reconocer estos errores pues no se tratan de afecciones tal como la de los virus, sino más bien de un fichero corrupto o de rotura total de la raíz del disco duro, por lo que no es un problema que se pueda ignorar.

 

3 – Cambios abruptos de temperatura

Algunos problemas pueden no ser solo de manera lógica sino física, y esta puede ser una de ellas.

  • Algunos de estos problemas afectan la placa de PBC, directamente al circuito impreso, esto generalmente sucede pues puede ocasionarse en donde un transformador con mal funcionamiento ha causado un voltaje que cause que la placa reciba humo de este.
  • Estos daños físicos generalmente no permiten recuperar los datos, pero no te preocupes pues realmente son sencillos de resolver.
  • Esto se podrá realizar de manera adecuada mientras que no hayan ocurrido roces en ningún sector del cabezal ni se haya incendiado el disco como tal.
  • Una de las soluciones para este problema es hacerte de un HD idéntico para así poder cambiar la placa, pero si el problema realmente es por la humedad junto con un exceso de condensación no habrá mucho que hacer pues el problema se habrá agravado. Por lo que lo mejor sería desconectarlo y llevarlo a reparar con un especialista.

 

4 – Picos de tensión

Este es uno de los problemas más comunes, el segundo realmente, en donde, debido a instalaciones defectuosas o picos producidos por el mismo suministro, se presenta un problema en lo que va a lo similar del anterior. Con esto es común notar cómo se produce una bajada de tensión en la mitad de las escrituras del disco duro, por lo que quedarán zonas que sean ilegibles.

Pero gracias a los avances, podemos valernos de la tecnología SMART de algunos de los disco duros modernos, pues estos mantienen su sistema de motorización propia, permitiendo que debamos revisar automáticamente los daños cuando estos se detecten. Si el daño se determina como algo grave entonces no habrá mucho que hacer. Pero si es tratable, se puede realizar un formateo debajo, para intentar reparar.

 

5 – Daño en los registros de arranque principales

Otro de los daños mecánicos que se pueden generar en los discos duros en cuando el MBR o registro maestro se corrompe y el sistema operativo es incapaz de iniciar. En algunos de los HDD más comunes se puede notar como el MBR se halla en la parte principal, por lo que los arranques serán fallidos. Si este recibe corriente generalmente intentará arrancar, pero con este daño el ordenador no conseguirá comenzar ni leer los datos pues estarán corruptos.

Esto sucede con frecuencia cuando se encuentran malas conexiones o apagones en mitad de procesos de escritura en el disco, por lo que debes tener cuidado con los cortes de luz, o fallos de almacenaje. Este error es mucho más sencillo de reparar que muchos otros, pues con una reparación lógica de la partición debería resolverse, pero puede que haya ocasiones en donde nada de esto bastará por lo que el disco duro quedará inútil.

 

6 – Caída y golpes

Como punto final, si por alguna razón tu disco duro se ha caído o ha recibido golpes, entonces estarás ante una situación turbulenta. El mayor problema de los discos duros mecánicos es que con sufrir caídas se comienzan a dañar con facilidad las superficies de los platos eléctricos pues se ven afectadas directamente.

En pocas palabras lo que es la aguja del cabezal causa que el plato se garabatee causando que la BIOS no detecte el disco o que el mismo haga ruidos raros y haya que desmontarlo.

 

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tabla de contenidos

Articulos relacionados